El periodismo enfermo, de Manuel Rico

• El periodismo vive una situación delicada. Y no se trata de la crisis publicitaria o de las ventas renqueantes. No, la culpa es del empeño con que algunos pseudoperiodistas prostituyen la profesión. El último ejemplo de ese periodismo enfermo, podrido de manipulación, lo puso en marcha El Mundo hace una semana con una portada en la que acusaba a los compañeros de partida de cartas de Inaxio Uria de permanecer impasibles ante el asesinato de su amigo. Por si algún despistado no captaba el mensaje de portada, el diario publicó un editorial donde se afirmaba lo siguiente:
La foto que publicamos hoy en la parte inferior de nuestra primera página ilustra mejor que mil palabras el ambiente de esa localidad gobernada por ANV. En la imagen puede verse a los compañeros habituales de partida de tute de Uria, que se reparten las cartas dos horas después de su asesinato, como si nada hubiera sucedido. Esta recreación de una falsa normalidad forma parte de los elementos que han llevado a la atrofia moral de parte de la sociedad vasca.
Como en todos los grupos humanos, también entre los neotorquemadas existe el pelotilla profesional, simplón, que confunde el griterio histérico con la exposición de motivos. En un articulillo titulado Las cuarenta en bastos (¡pero qué originalidad, chavalote!), Carlos Iturgaiz escribió:
Los compañeros de cartas de la víctima no perdonaron la partida diaria y jugaron vergonzosa e inhumanamente al tute como si no hubiera pasado absolutamente nada el mismo día del asesinato de su amigo. […] Y la foto de la cuadrilla de Uria jugando a las cartas como si nada hubiera pasado, con el cadáver de su compañero todavía caliente por los balazos de ETA, es el reflejo de las miserias, cobardías e inmoralidades de muchos de los que viven en mi tierra.
Y, desde entonces, no ha pasado ni un día sin que algún memo con columna o tertulia se despache a gusto insultando y criminalizando a la cuadrilla de cartas de Uria. En nombre de una dignidad que ellos desconocen absolutamente, han decidido que lo mejor que se puede hacer con esos nacionalistas de Azpeitia que han perdido a un amigo, vilmente asesinado por ETA, es apalearlos. Todo muy moral, muy cristiano y muy solidario.
Por supuesto, los neotorquemadas no se han molestado en cumplir la norma más básica del periodismo: preguntarle a los implicados. Un trabajo que era sencillísimo: “Oiga, señores, ¿ustedes por qué jugaron a las cartas aquella tarde?”. Si preguntan, claro, se les puede estropear el titular, y sin el titular manipulado se reducen las ventas, y con menores ventas no hay bonus cuantiosos a fin de año para construir piletas ilegales en Baleares.
Público sí se tomó la molestia de preguntarle a la cuadrilla de Uria. Y esto es lo que dicen:
Nos han manipulado, y desde entonces nos insultan en la tele y en los periódicos. Nosotros somos amigos de Inaxio y sólo queríamos rendirle un homenaje con una partida porque a él le encantaba jugar a cartas. Sólo nosotros sabemos cuánto sentimos que ETA le haya matado.
Ante el acoso de los neotorquemadas, los amigos apaleados decidieron además enviar un comunicado a la familia y a la empresa de Uria, donde primero se explican y luego lanzan una pregunta contundente al pelotilla Iturgaiz:
Nosotros jugamos a cartas, estuvimos en el tanatorio consolando a la familia y rezando por el difunto, fuimos al funeral y a la posterior concentración. Señor Iturgaiz, ¿no tiene estas otras fotos? Por cierto, ¿dónde estaba usted?
Iturgaiz no responderá. Pero es fácil adivinar dónde estaba: escribiendo su articulillo, para tener unos segundos de gloria al día siguiente entre su pandilla de los neotor.
Han pasado siete días y, por supuesto, los enterradores del periodismo no se han tomado la molestia de dar voz en sus periódicos, radios y televisiones a los miembros de la cuadrilla de Uria. Debe ser un acto de caridad: con lincharlos, basta, no les van a preguntar encima cómo se sienten.
[Un linchamiento que, por cierto, ha tenido también su capítulo en Internet. Los medios digitales han sido en buena parte tomados por el ejército de desocupados del fascio, los hijos de aquel grito de “viva la muerte, muera la inteligencia”, vagos y maleantes que se consideran legitimados para explicar cómo deben reaccionar ante el dolor los amigos de Uria y que al parecer tienen poderes mentales para saber qué pasaba por la cabeza de los miembros de la cuadrilla de cartas del empresario asesinado].
Ese periodismo enfermo, que no duda en utilizar la lacra del terrorismo con fines políticos y comerciales, sería condenable lo practicase quien lo practicase. Pero ya es el colmo de la desfachatez que su sumo sacerdote sea el mismo que puso en marcha la delegación en Euskadi de El Mundo con una potentísima campaña de publicidad que rezaba así: “El País Vasco ya tiene la independencia”. Claro que en aquellos tiempos la autodeterminación era un derecho inalienable y la Transición había alumbrado “una democracia vigilada por un Ejército franquista”.

Quant a El Cau del Llop

Vaig néixer a Manlleu -Osona- un dilluns 5 d’agost de 1940, tot i que en el “Libro de Família” hi consta el dia 8 en lloc del dia 5, coses dels registradors d’aquella època, ara visc a Sabadell -Vallès Occidental-. He estudiat, he treballat, (això es historia passada i forma part de la meva vida anterior) i ara no importa ni el què ni ha on, estic feliçment casat i enamorat de la meva família, soc pare de tres fills i avi de vuit nets, exerceixo de Jubilat a plena dedicació i procuro gaudir d’aquest moment. Si veieu que el meu nom d’usuari es El Cau del Llop no es per amagar-me de res, ben al contrari, ho es per la senzilla raó etimològica de l’origen del meu cognom (mal escrit, es ben cert), però una llobera es un cau d'un llop. I com dic a la capçalera del bloc, A la recerca de valors… , i també perquè es una finestra oberta al mon que em permet participar-hi, sense interpretacions d’altres que m’ho impedeixin.
Aquesta entrada s'ha publicat en Nacionalisme, Política i etiquetada amb , , , , , , , , , , . Afegiu a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s