Tragedia y Cierre Nacionalista (Español)

LA VANGUARDIA – O P I N I Ó N – LUNES, 16 MARZO 2009
Francesc Marc Alvaro

Ni contigo ni sin ti tienen mis
males remedio”, dicen que canta
Zapatero cuando pone su mirada
sobre eso que en Madrid
etiquetan como “nacionalismos periféricos”.
El prestigioso Julián Santamaría, politólogo
cercano al mundo socialista, escribió
hace exactamente un año en este diario,
en medio de la resaca de los resultados
de las últimas generales, que “en España
se podrá gobernar con o sin el apoyo de
los partidos nacionalistas, pero no contra
Catalunya y el País Vasco ni ignorando su
existencia y su peculiaridad”. Al parecer,
nia Ferraz ni a laMoncloa han llegado tan
atinados juicios, más bien parece que se
trata de hacer todo lo contrario de lo que
recomendaba el presidente del Instituto
Noxa Consulting cuando destacaba que
“Catalunya y el País Vasco se han levantado
frente a la catalanofobia y la vascofobia
promovidas por el PP cualesquiera que hayan
sido los beneficios electorales obtenidos
por ese partido en otros lugares, otorgando
al PSC y al PSE victorias históricas
en sus respectivos territorios”.
El líder del PSOE olvida sus compromisos
y pone en marcha un plan B que no
tiene nada que ver con su primera legislatura:
en Euskadi bendice un acuerdo con
los populares para descabalgar a Ibarretxe
en vez de promover un gobierno transversal
PNV-PSE (como existió en otros tiempos),
mientras en Catalunya deja que el horizonte
de un Estatut recortado y una mala
financiación autonómica (ayer pronosticada
por un conseller de Montilla) ponga
en evidencia los límites insalvables del
PSC a la hora de intentar sustituir a CiU
en la defensa de los intereses de la sociedad
catalana. Zapatero ha decidido que el
cierre nacionalista español (eso que algunos
llaman “normalización”) no puede ser
una golosina de venta exclusiva en las tiendas
de Rajoy y ha decidido publicitar el
producto por todo lo alto. No es casual
que todas las encuestas, desde hace años,
arrojen un dato que en Catalunya
y el País Vasco pasamos por
alto: los acuerdos de gobernabilidad
preferidos por la inmensa
mayoría de votantes del PSOE y
del PP son sólo entre ambas siglas,
muy por delante de cualquier
eventual arreglo que implique
que Zapatero o Rajoy van a
depender de los nacionalistas catalanes
o vascos. Al parecer, el
españolito medio no se acuerda,
por ejemplo, de lo bien que les
fue a González y Aznar que Jordi
Pujol estuviera a pie de obra,
dando estabilidad cuando Europa
nos examinaba. Esta voluntad
de excluir a los nacionalismos
moderados también se traduce
en jugadas de largo alcance,
caso del último informe del
Consejo de Estado, que defiende
la ampliación del Congreso de
los Diputados a 400 representantes
y la adopción de la fórmula
de Hare en vez de la vigente
ley D’Hondt para la asignación
de escaños en los comicios. Con
ello, IU lograría aumentar su
presencia en la Cámara Baja a la
vez que –lo más importante–
CiUyPNVpodrían perder el peso
y la influencia que han tenido
en la política española desde el
año 1977.
Como ha observado certeramente Josep
Ramoneda –que nohabla precisamente
desde el nacionalismo catalán o vasco–,
no es cierto que se haya producido un
gran vuelco en Euskadi, porque “el voto
nacionalista vasco –tripartitoyAralar– suma
más que el voto del bloque llamado
constitucionalista o nacionalista español.
Y eso sin contar el voto nulo de la izquierda
abertzale de obediencia etarra”. Otra
cosa –como sabemos bien en Catalunya–
es alcanzar finalmente una mayoría parlamentaria.
En todo caso, lo más relevante
para los votantes del PSOE y del PP es el
nuevo mapa que, desde el pasado2demarzo,
se asienta en la opinión pública: los partidos
nacionalistas de las dos comunidades
históricas más reivindicativas han desaparecido.
Salvo los inofensivos regionalismos
cántabro, navarro y canario, el poder
autonómico es bicolor, del PSOE o del PP.
Las siglas centrales del catalanismo y del
vasquismo todavía existen pero ya no presiden
ni Catalunya ni Euskadi. La invisibilidad
de CiU y PNV –piensan muchos–
anuncia su final, a medio y largo plazo.
Tras marear la perdiz con su España
plural, Zapatero acaricia la idea (al igual
que Rajoy) de poner fin a eso que las élites
españolas (políticas, económicas
y culturales) consideran
una anomalía cada vez más insoportable:
unos partidos autonómicos
que vehiculan una insatisfacción
permanente sobre el diseño
territorial del Estado. CiU
y PNV se mantienen porque expresan
un conflicto que la transición
no resolvió completamente,
pero este detalle se orilla.
Hay otras formaciones que expresan
lo mismo, pero sólo preocupan
las dos que, a la vez, devienen
piezas indispensables para
la gobernabilidad española.
ConvertiraCiUy al PNVen partidos
muleta como ERC y el
BNGes el objetivo de los estrategas
socialistas, no sólo de los de
Madrid. También de los de Barcelona
y Vitoria.
Pero el ejercicio de la política
es trágico por definición, como
nos recuerda Isaiah Berlin.
Siempre hay que escoger entre
dos males. Zapatero, que ha vivido
durante años sin saber esto
tan elemental, ya ha decidido.
Pero habrá sorpresas. Con su
nueva estrategia, Zapatero acaba
de regalar a CiU y al PNV el
mejor vigorizante. Sin duda. Y,
de paso, ha puestoa José Montilla
a los pies de los caballos. Como declaró
José Blanco ayer en La Vanguardia, “CiU
y PNV están muy enraizados en la sociedad
catalana y vasca, aunque no puedan
gobernar”. A veces, un gallego derrotado
es más sincero que un catalán de la calle
Nicaragua.

Quant a El Cau del Llop

Vaig néixer a Manlleu -Osona- un dilluns 5 d’agost de 1940, tot i que en el “Libro de Família” hi consta el dia 8 en lloc del dia 5, coses dels registradors d’aquella època, ara visc a Sabadell -Vallès Occidental-. He estudiat, he treballat, (això es historia passada i forma part de la meva vida anterior) i ara no importa ni el què ni ha on, estic feliçment casat i enamorat de la meva família, soc pare de tres fills i avi de vuit nets, exerceixo de Jubilat a plena dedicació i procuro gaudir d’aquest moment. Si veieu que el meu nom d’usuari es El Cau del Llop no es per amagar-me de res, ben al contrari, ho es per la senzilla raó etimològica de l’origen del meu cognom (mal escrit, es ben cert), però una llobera es un cau d'un llop. I com dic a la capçalera del bloc, A la recerca de valors… , i també perquè es una finestra oberta al mon que em permet participar-hi, sense interpretacions d’altres que m’ho impedeixin.
Aquesta entrada s'ha publicat en General i etiquetada amb . Afegiu a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s