Felicitación papal. La soberanía no es pecado

1. Benedicto XVI felicita a los ciudadanos de Ucrania en el 19º aniversario de la independencia del país. Ha enviado un telegrama al presidente Viktor Yanukovych. El Parlamento de esta nación aprobó la Declaración de Independencia el 24 de agosto de 1991.

2. Por aquellos días, Juan Pablo II visitó Ucrania. Dijo: “Llego, queridos ciudadanos de Ucrania, como amigo de vuestra noble nación”. Se dirigió así al presidente: “En usted quisiera saludar a toda la población ucraniana, y felicitarle por la independencia conquistada y dar gracias a Dios porque se ha hecho sin derramamiento de sangre. De mi corazón se eleva un auspicio: ¡Que la nación ucraniana pueda proseguir este camino de paz gracias a la contribución cordial de sus diferentes grupos étnicos, culturales y religiosos! Sin la paz no se puede lograr una prosperidad compartida y duradera”. Añadió: “Bajo la opresión de regímenes totalitarios, como el comunista y el nazi, el pueblo ha corrido el riesgo de perder su propia identidad nacional, cultural y religiosa. Ha sido testigo de cómo se diezmó su élite intelectual, guardián del patrimonio civil y religioso de la nación”.

3. Las palabras de Juan Pablo II y la felicitación de Benedicto XVI significan que la soberanía es, o puede ser, creadora de paz, prosperidad, convivencia, progreso, libertad. Se estará o no de acuerdo con esta vía pero la soberanía no es pecado, según la doctrina de la Iglesia,

4. Lo mismo cabe decir de cualquier fórmula política: uniformismo, centralismo, federalismo, autonomismo, derecho a decidir, interindependencia, independencia. Eso sí, cada opción ha de plantearse de forma democrática y pacífica, sin descalificar al discrepante y sin propiciar miedos apocalípticos. Al fin y al cabo, hay soberanías solidarias y hay uniformismos insolidarios.

5. Andrea Riccardi, fundador de la Comunidad de Sant Egido, citó al respecto a José Manuel Durao Barrosso, presidente de la Comisión Europea. “Europa representa una especie de laboratorio, hecho de unión de soberanías distintas, de respeto de las diferencias”. Riccardi defendió esta tesis hace un año en las jornadas de plegaria por la paz en Cracovia. Estas jornadas se celebrarán, en esta ocasión, en Barcelona entre los días 3 y 5 del próximo octubre.

Quant a El Cau del Llop

Vaig néixer a Manlleu -Osona- un dilluns 5 d’agost de 1940, tot i que en el “Libro de Família” hi consta el dia 8 en lloc del dia 5, coses dels registradors d’aquella època, ara visc a Sabadell -Vallès Occidental-. He estudiat, he treballat, (això es historia passada i forma part de la meva vida anterior) i ara no importa ni el què ni ha on, estic feliçment casat i enamorat de la meva família, soc pare de tres fills i avi de vuit nets, exerceixo de Jubilat a plena dedicació i procuro gaudir d’aquest moment. Si veieu que el meu nom d’usuari es El Cau del Llop no es per amagar-me de res, ben al contrari, ho es per la senzilla raó etimològica de l’origen del meu cognom (mal escrit, es ben cert), però una llobera es un cau d'un llop. I com dic a la capçalera del bloc, A la recerca de valors… , i també perquè es una finestra oberta al mon que em permet participar-hi, sense interpretacions d’altres que m’ho impedeixin.
Aquesta entrada s'ha publicat en Independència, Nacionalisme, Religions i etiquetada amb , , , , , , , , , , , , , , . Afegiu a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s