Marató per la pobresa subvencionada per La Caixa

Anotacions al marge

Si el títol us resulta confús, vol dir que teniu un bon domini del català. D’entrada, l’ús de la proposició «per» en lloc de «contra» en el títol de la campanya («Marató per la pobresa»), expressa que aquesta pantomima no intenta combatre-la, sinó ajudar-la a crèixer. Però, en segon lloc, què és el que subvenciona La Caixa? La Marató o la pobresa? Jo mateix no ho tinc gens clar.

El proper diumenge, 27 de maig, TV3 té previst realitzar la seva particular campanya en el més pur estil «Siente un pobre a su mesa». Amb vint anys d’història al darrere i un exèrcit de presentadors i «famosos» de la terra, observo amb tristesa que la major part dels catalans han perdut la visió crítica i, enlluernats per brillantors de cel·lofana, no són conscients de la diferència entre la caritat i la justícia social (Joan Subirats ho explicava amb claredat…

View original post 402 more words

Anuncis
Publicat dins de General | Deixa un comentari

L’alta velocitat i el feixisme

Primer de tot, que constin en acta dues coses. Primera, estic totalment a favor d’una línia d’alta velocitat Lisboa – Madrid – Barcelona – França, imprescindible per a la interconnectivitat europea. I segona, crec que les estacions de tren s’han de col·locar als nuclis urbans o al seu costat, i no al mig del no res. Hi ha prous exemples del fracàs de les estacions allunyades, a més de ser un paradís especulatiu.Per tant, que ningú no m’acusi de contrari a l’alta velocitat. Però dit això, deixeu-me ser clar.El procés d’implantació del TAV a Espanya ha estat mancat de les mínimes garanties democràtiques. Ha estat liderat per una casta político-tècnica madrilenya que actuat en la millor tradició de les dictadures feixistes i comunistes, caient com una bomba sobre el territori i ignorant sistemàticament la població amb l’excusa de “l’interès general”.I no ho dic per allò que he llegit o vist a la televisió, sinó que durant uns anys (2003-2006) vaig tenir l’oportunitat d’estar involucrat en un intent de millorar el projecte del tren a les comarques gironines. I allò que vaig viure va ser sovint esperpèntic.He vist alcaldes que només van aconseguir el projecte de l’obra quan un amic d’un enginyer de l’ADIF els el va passar de sotamà. També he vist com les seves cartes al Ministeri eren sistemàticament ignorades, malgrat l’obligació legal de respondre-les.He comprovat com els treballadors de les constructores tenien ordres de barrar el pas a qualsevol membre de la corporació municipal que volgués visitar les obres del seu propi municipi.He viscut com uns tècnics de certa concessionària mentien a un poble sencer, i els dèien que podien ignorar la declaració d’impacte ambiental i fer el que els vingués de gust… tot i que la DIA és d’obligat compliment i només revisable pel Ministeri de Medi Ambient.He vist modificar i encarir unes obres per uns “imprevistos geològics” relacionats amb unes coves perfectament documentades a la bibliografia.M’he reunit amb uns ingenieros madrilenys que tractaven el territori gironí com si fos el desert dels Monegros. Els he vist ignorar camins històrics, masies, zones de fauna protegida i espais inundables. He llegit en un document oficial que la solució a la divisió de l’hàbitat de la tortuga mediterrània era… traslladar tots els exemplars d’una banda de la via a l’altra!Però potser el més trist ha estat veure com alguns polítics locals (la minoria, això sí), han optat per la connivència amb Madrid, sigui per covardia o per miserable oportunisme, i han aplicat als ciutadans els mateixos criteris d’opacitat de l’ADIF. És nauseabund que alguns no entenguin que tenim tot el dret a saber-ho tot de les obres, des dels pressupostos als plànols, les contractacions i els modificats.(També he llegit com un alcalde clamava al cel perquè havia descobert que la línia d’alta velocitat afectava el seu municipi, quan tenia la reserva de sòl incorporada al planejament urbanístic des de feia deu anys. Però això són demagògies d’estar per casa).Una democràcia no és completa si els ciutadans no tenen la possibilitat de fiscalitzar els seus dirigents, per més “interès general” que hi hagi pel mig. La resta és feixisme.

mitjançantL’alta velocitat i el feixisme.

Publicat dins de Política | Etiquetat com a | Deixa un comentari

Rèmores de la Transició

  • Quan, per evitar el conflicte, s’arriba a l’aberració i es perjudica la població. Quan, per deixar els negociadors satisfets, es consensua que si un cec necessita un gos pigall, un borni en necessita mig.

    tags: Constitució Política

Posted from Diigo. The rest of my favorite links are here.

Publicat dins de Política | Deixa un comentari

HE CANVIAT DE BLOC

A partir d’ara només actualitzaré “El Bloc de l’Andreu Llovera”, nou bloc que substituirà “El Cau del Llop” i “El bressol de l’Esport”.

Imatge

Andreu Llovera Jané

Publicat dins de General | Deixa un comentari

HE CANVIAT DE BLOC

De dos n’he fet un, així doncs a partir d’ara només actualitzaré un sol bloc que he anomenat “El Bloc de l’Andreu Llovera” (original, allò que es diu original, no massa, però queda clar, no?) , “El Cau del Llop” i “El bressol de l’Esport” ja han quedat antics.

Andreu Llovera Jané

Publicat dins de General | Deixa un comentari

Si Cataluña se va

Articulo Diario El País (Galicia)
SUSO DE TORO

Los intereses centralistas ya lo han logrado. Los catalanes han pasado de la desafección al despegue
La banca casi no concede créditos, pero también cuesta dar crédito a lo que hacen la mayoría de los medios de comunicación madrileños. Ni siquiera descansan los domingos: leo en una revista dominical que distribuyó la pasada semana el rotativo El Mundo una lista que confeccionaron con “los españoles más queridos y más odiados” por los españoles. Qué miedo. Los tales “españoles” que declararon para la encuesta su amor a diestro y su odio a siniestro en realidad son de ese diario, pero la manipulación periodística hace que esas personas se transformen en “los españoles”. ¿A que no saben quiénes son “los más odiados” de esa curiosa lista, que hace unos años nos parecería grimosa y hoy ya pasa desapercibida?
Acertaron. De la lista de diez personajes, los que figuran en la parte superior de la lista son políticos “enemigos de España”: catalanes o miembros del Gobierno de Rodríguez Zapatero, empezando por el propio presidente. Los otros cinco son protagonistas o presentadores de programas basura, lo que indica que quienes votan esa lista son consumidores de esos manjares televisivos. ¿Los más amados? Los deportistas y futbolistas que no sean catalanes, y eso tiene mérito cuando una selección española repleta de catalanes acaba de ganar el Mundial.
El odio contra los “enemigos de España”, los “antiespañoles”, viene del franquismo, pero se siguió alimentando estos años con los asesinatos de ETA y las ambigüedades del nacionalismo vasco ante los crímenes. Cuando el terrorismo etarra aflojó porque no le quedó más remedio, la dieta se completó con “los catalanes nos roban, el “Estatut” rompe España, la lengua castellana se rompe, los toros se rompen…” Los insultos continuos y las campañas contra los intereses catalanes, su lengua y su identidad son el trabajo sucio y burdo, que ha ido acompañado de razonamientos y análisis de intelectuales que argumentaron lo mismo pero con más finura. La mirada y los intereses centralistas que se cerraron en banda lo han conseguido: ya estamos en una época nueva, Cataluña ha pasado de la desafección a su despegue, buena parte de la sociedad catalana ha llegado a una conclusión al fin: España no comprende a los catalanes y los rechaza; seguir formando parte del Estado español solo le acarreará desprecios y problemas.
Podemos detenernos en las incidencias, escándalos, roces entre partidos catalanes, pero perderemos de vista lo esencial, lo que corre por el fondo y es transversal al conjunto de la sociedad catalana: Cataluña se está convenciendo de que su nacionalidad nunca tendrá encaje en este Estado y de que España solo es un lastre. Mentalmente ya casi han cruzado la raya. Si lo hacen, la deriva hacia la independencia sería inevitable. En adelante nuestros conciudadanos catalanes desistirán ya de buscar un encaje nacional dentro de la Constitución, una Constitución que los propios nacionalistas catalanes ayudaron a redactar y que suscribieron como un pacto político para poder existir dentro de España. También saben que reformarla o redactar otra nueva que los reconozca nacionalmente es imposible: el nacionalismo español también lo impediría. Respecto a los vascos como nacionalidad, en cuanto ETA ponga fin a su lamentable y siniestra existencia, comprobaremos lo que piensa la mayoría de su sociedad.
El Gobierno intenta un diálogo con la Generalitat para detener esa deriva, pero los nacionalistas españoles, con la bandera tan inflamada, probablemente conseguirán que fracase en nombre de la sagrada unidad de España. Hemos visto cómo el españolismo empapa la capital del Estado y todas las instituciones, desde el Tribunal Constitucional al último guardia. La “España plural” ha sido imposible, los esfuerzos para actualizar el autogobierno catalán tendrían que haber ido acompañados de una política nueva que reflejase la pluralidad cultural y lingüística y nada ha cambiado. Una nueva idea de España. Pero España sigue siendo de Cataluña, sin Estado o con él, es una nacionalidad europea, mientras Galicia está siendo desguazada como nacionalidad desde la propia Xunta siguiendo las consignas del españolismo centralista. Si los catalanes se van, ¿qué España nos espera a nosotros? Pero vivir bajo la ideología del nacionalismo cañí también será insoportable para muchas otras personas por toda España que no tolerarán retroceder a la época de pan, fútbol y toros. Una, grande y libre de catalanes, vascos y demás ralea. Catalanes, por favor, piénsenlo dos veces, unos los odian pero otros los necesitamos. Una España sin ustedes será definitivamente insoportable.

Publicat dins de Catalunya, Independència, Nacionalisme | Etiquetat com a , , , , , , , , , , , , , , , | Deixa un comentari

Tranquil, Iñaki, tranquil

Albert Om

Albert Om

CARTA D’ALBERT OM A FÈLIX MILLET

Actualitzada el 30/12/2011 23:27

Senyor Millet, per què no ens canviem els papers avui? Jo no sé ni com posar-me a redactar una carta al duc de Palma. Escrigui-li vostè, que sabrà de què parla, que segur que l’entén millor que jo. Animi’l, senyor Millet. Em fa l’efecte que ell ho necessita.
Estimat Iñaki Urdangarin: suposo que te’n recordes de mi, sóc Fèlix Millet. Ens havíem saludat moltes vegades al Palau de la Música quan, als ulls de l’altra gent, tots dos érem persones respectables. Era l’època en què a tu i a mi ens obrien les portes dels despatxos del poder i en què ningú no tenia un no per a nosaltres. Érem intocables, jo a l’oasi català i tu anant pel món amb l’aval de la monarquia, l’últim gran oasi espanyol.
Però no t’escric per flagel•lar-nos junts ni per evocar amb nostàlgia aquell món que se’ns va ensorrar d’un dia per l’altre. Si et sóc sincer, t’escric per donar-te les gràcies. No vull semblar mesquí, però aquests dies fullejant els diaris se m’ha escapat un somriure. He sospirat alleujat de veure que ara li toca el rebre a un altre. No saps com t’agraeixo el teu comportament (suposo que entre tu i jo ens podem estalviar allò del “presumpte”). Ara ja no em miren a mi. Si pel carrer encara em trobo algun despistat que em perdona la vida o que se m’encara trec una foto teva que tinc desada a la cartera -jove, alt, ros, guapo- i li dic: “Pstttt, que aquí n’hi ha per a tothom, eh!” I giren cua, es clar.
M’agradaria animar-te, de veritat. Fa dos anys era jo qui estava al teu lloc. Era el centre de tots els insults, de les bromes, de les mirades despectives. Em pensava que no hi havia sortida possible. I t’he de dir que aquest Nadal, per a mi, ja ha sigut molt més normal. Entenc que en aquest moment et sembli impossible, però veuràs com aviat apareixerà un escàndol encara més gros que taparà el que puguis haver fet tu. Tot passarà. Com diria el sogre: “Tranquil, Iñaki, tranquil”.
Això sí, t’aconsellaria fer el que vaig fer jo: publicar una carta a La Vanguardia en què admetis els fets (potser no cal tots), lamentis el mal causat a la institució, n’exculpis la teva dona, mostris el teu penediment i proclamis la intenció de reparar el dany. I tal dia farà un any.
Potser tot plegat no ens servirà ni a tu ni a mi per sortir del pou en què ens hem ficat. Però com més siguem allà baix, més acompanyats ens sentirem.
M’havia oblidat una cosa, Iñaki. He llegit que t’han citat als jutjats per declarar. Tindràs moltes càmeres pendents de tu. No cometis l’error que vaig cometre jo. No vagis a dinar a un restaurant. La gent vol creure que els imputats estem permanentment en vaga de fam.

Publicat dins de Economia, Política | Etiquetat com a , , , | Deixa un comentari

Què és 366 cançons?

Què és 366 cançons?.

366 és un projecte que, durant el 2012, recollirà recomanacions de cançons de persones del Prat de Llobregat com una forma més de descoberta del nostre entorn més proper a partir de prescripcions de persones que viuen i es mouen a la nostra ciutat.

Més enllà de poder construir un imaginari del Prat des de les músiques que les persones recomanen, aquesta proposta ens permetrà recuperar, descobrir, recordar algunes cançons i descobrir els significats que per a cadascú tenen aquestes músiques.

El blog es treballarà de forma col·lectiva amb prop de quinze persones que formaran l’equip que desenvoluparà i tindrà cura d’aquesta proposta durant cada un dels dies de l’any de traspàs. També hi jugarà un paper importantíssim El Prat Ràdio que, com a col·laboradors del projecte, ens ajudaran diàriament a difondre les cançons que publiquem.

L’Anna serà la curadora d’aquesta iniciativa compartida, treballant colze a colze amb tots els col·laboradors i col·laboradores i dinamitzant el blog durant tot el 2012.

Col·laboradors dels mesos de gener i febrer.

Xavi Esteban és un creador audiovisual i apassionat de la música que assumeix la responsabilitat d’engegar el projecte els primers dies de l’any.

La Miriam Roures és periodista, tot i que treballa en l’àmbit d’esports és adicta a la música i, més enllà de l’esport, la seva agenda musical acostuma a treure fum.

Publicat dins de Cultura | Deixa un comentari

Ser o no ser de Europa, por Miquel Roca

Ser o no ser de Europa, por Miquel Roca.

Europa empieza a hablar claro. Y cuando se habla claro, saltan los problemas. Pero esto es bueno; la ambigüedad tiene un límite y, por ejemplo, que Gran Bretaña tuviera capacidad para decidir sobre el euro cuando no es su divisa ni forma parte de los países integrados en la zona euro, era un absurdo. Este absurdo se ha acabado. Se regularán de nuevo las bases de la zona euro por los países que lo tienen como divisa y los ingleses se enfadarán porque, por primera vez, se les ha dicho que no podemos comprometer nuestro futuro – el del euro– por los intereses del mundo financiero anglosajón que opera con libras y especula contra nuestra divisa. De momento, esto se viste como una victoria de Merkel y, en menor medida, de Sarkozy. La verdad es que es una victoria de la lógica sobre el absurdo. Es volver a empezar sobre bases más claras y transparentes; más comprensible para ciudadanos, más temible para los gobiernos, más estable para los mercados. Se ha dado un primer paso.

El segundo deberá hacerse redefiniendo el papel que Alemania quiera jugar y se le deje jugar en la construcción de la nueva Europa. Su política, la de Alemania, ha de ser pensada por y con Europa; necesitamos una Alemania europea, no una Europa con acento alemán. Hasta ahora ha valido el populismo de presentar a los países europeos como unos vividores de la generosidad alemana; esto –este discurso– deberá cambiar pues la víctima principal de una austeridad excesiva que olvide el crecimiento económico será Alemania con un aparato productivo dimensionado a escala europea, no solamente por su mercado interno.

Ningún país tiene derecho a definir, él exclusivamente, cómo ha de ser y cómo ha de funcionar Europa. Esto requerirá contar con muchas voces, opiniones, flexibilidad y diálogo. Y los alemanes no deberían tener miedo de este diálogo y de la flexibilidad que lo acompaña. Los recuerdos son muy tiernos y todo el mundo recuerda cuando Alemania creyó que un nuevo orden mundial sólo se podría hacer con hegemonía alemana. Ahora, sólo cabe una hegemonía: la de todos. Todos juntos haciendo los deberes, con disciplina y rigor, pero abiertos al diálogo. Esta y sólo esta será la Europa del futuro. ¡O no será! Es el ser o no ser de la Europa que necesitamos.

Publicat dins de Economia, Política | Deixa un comentari

¿Qué puede salvar al euro?, de Joseph E. Stiglitz en El País

Justo cuando parecía que la situación no podía empeorar, la sensación es que lo ha hecho. Incluso algunos de los miembros ostensiblemente responsables de la zona del euro afrontan tasas de interés más elevadas. Los economistas en ambos lados del Atlántico no solo discuten si el euro sobrevivirá, sino cómo garantizar que su desaparición cause la menor agitación posible.

Es cada vez más evidente que los líderes políticos europeos, a pesar de su compromiso con la supervivencia del euro, no cuentan con los conocimientos adecuados para lograr que la moneda única funcione. La idea que prevalecía cuando se estableció el euro era que lo único necesario era disciplina fiscal: ni el déficit fiscal ni la deuda pública de los países debían ser excesivos en relación a sus PIB. Pero Irlanda y España tenían superávits presupuestarios y deudas reducidas antes de la crisis, que rápidamente se convirtieron en grandes déficits y deudas elevadas. Así que ahora los líderes europeos dicen que son los déficits por cuenta corriente de los países miembros de la zona del euro los que deben mantenerse controlados.

En ese caso parece curioso que, a medida que la crisis continúa, el puerto seguro para los inversores globales sea Estados Unidos, que ha tenido un enorme déficit en su cuenta corriente durante años. Entonces, ¿cómo distinguirá la Unión Europea entre los buenos déficits por cuenta corriente -cuando un Gobierno genera un clima de negocios favorable y flujos entrantes de inversión extranjera directa- y los malos? Evitar los malos déficits por cuenta corriente exigirá una intervención mucho mayor en el sector privado que la postulada por las teorías neoliberales y de mercado único, de moda cuando se creó el euro.

En España, por ejemplo, el dinero fluyó al sector privado desde bancos privados. ¿Debería esa exuberancia irracional forzar al Gobierno a restringir caprichosamente la inversión pública? ¿Significa esto que el Gobierno debe decidir qué flujos de capital -por ejemplo, los de inversiones inmobiliarias- son malos y por lo tanto deben ser gravados o frenados de alguna otra manera? Para mí esto es razonable, pero esas políticas deberían resultar odiosas para los promotores del libre mercado en la UE.

La búsqueda de una respuesta clara y simple recuerda las discusiones posteriores a las crisis financieras en todo el mundo. Después de cada crisis surge una explicación que resulta equivocada en la crisis siguiente, o al menos inadecuada. En la década de 1980, la crisis latinoamericana fue causada por el endeudamiento excesivo; pero eso no pudo explicar la crisis mexicana de 1994, que fue atribuida a insuficiencias en el ahorro.

Luego llegó Asia Oriental, con altas tasas de ahorro, por lo que la nueva explicación fue la gobernanza. Pero también esto tenía poco sentido, ya que los países escandinavos -poseedores de la gobernanza más transparente del mundo- habían sufrido una crisis unos pocos años antes.

Existe, curiosamente, una constante en todos estos casos, también presente en la crisis de 2008: los sectores financieros se comportaron inadecuadamente y no lograron evaluar solvencias ni administrar los riesgos como se suponía que debían hacerlo.

Estos problemas ocurrirán con el euro o sin él. Pero el euro ha dificultado más la respuesta de los gobiernos. El problema no es simplemente que el euro eliminara dos herramientas clave para el ajuste -los tipos de interés y el tipo de cambio- sin ningún tipo de reemplazo, ni que el mandato del Banco Central Europeo sea enfocarse en la inflación, mientras que los desafíos actuales son el desempleo, el crecimiento y la estabilidad financiera. Sin una autoridad fiscal común, el mercado único permitió gravar la competencia, una competencia destructiva para atraer inversiones e impulsar la producción que se podía vender libremente en toda la UE.

Por otra parte, la libre circulación de la mano de obra significa que las personas pueden elegir pagar las deudas de sus padres o no: los jóvenes irlandeses pueden sencillamente abandonar el país y escapar del repago de las insensatas obligaciones de rescate asumidas por su Gobierno. Por supuesto, se supone que la migración es buena, ya que reasigna la mano de obra hacia donde los rendimientos son mayores. Pero este tipo de migración en realidad atenta contra la productividad.

La migración es, por supuesto, parte del mecanismo de ajuste que logra que Estados Unidos funcionen como un mercado único con una moneda única. Aún más importante es el papel del Gobierno federal al ayudar a los Estados que afrontan, digamos, alto desempleo, asignándoles ingresos impositivos adicionales (la así llamada unión de transferencias, tan odiada por muchos alemanes).

Pero EE UU también está dispuesto a aceptar la despoblación total de los Estados incapaces de competir (algunos destacan que esto significa que las corporaciones estadounidenses pueden comprar senadores de esos Estados a un precio menor). Pero, ¿están dispuestos los países europeos con atrasos en su productividad a aceptar la despoblación? Alternativamente, ¿están dispuestos a enfrentarse al dolor de una devaluación interna, un proceso que fracasó con el patrón oro y está fallando con el euro?

Incluso si los países del norte de Europa están en lo cierto al reclamar que el euro funcionaría si se pudiera imponer una disciplina eficaz sobre los demás (yo creo que están equivocados), se están engañando a sí mismos con un drama de moralidad. Está bien culpar a sus compatriotas sureños por su despilfarro fiscal o, en el caso de España e Irlanda, por permitir el reinado del libre mercado ilimitado, sin prever en qué desembocaría. Pero eso no resuelve el problema actual: deudas enormes, como resultado de errores de cálculo privados o públicos, que deben ser gestionadas dentro del marco del euro.

Los recortes actuales del sector público no resuelven el problema de los despilfarros pasados; sencillamente empujan a las economías hacia recesiones más profundas. Los líderes europeos lo saben. Saben que es necesario el crecimiento. Pero, en vez de ocuparse de los problemas actuales y encontrar una fórmula para el crecimiento, prefieren sermonear sobre lo que debería haber hecho algún Gobierno anterior. Esto puede ser satisfactorio para quien sermonea, pero no resolverá los problemas europeos… ni salvará al euro.

Joseph E. Stiglitz es catedrático en la Universidad de Columbia, premio Nobel de Economía y autor de Freefall: Free Markets and the Sinking of the Global Economy (Caída libre: el libre mercado y el hundimiento de la economía mundial).

©Projectoject Syndicate, 2011

Publicado por Reggio’s

8 Diciembre, 2011, a las 7:17 am

Publicat dins de Economia | Etiquetat com a , | Deixa un comentari